sábado 25 de feb 2017

Caja Negra: Gallardo, del Populismo al Autoritarismo

23 de mayo de 2016 por


unnamed

Cuando una autoridad siente desprecio por la verdad y por la legalidad se corre el riesgo de caer en el autoritarismo. Eso es muy peligroso para la democracia en el sentido de que una autoridad no puede torcer la ley ni puede pretender engañar a la sociedad para cuidar intereses tan extraños como sospechosos.

El gobierno municipal de Ricardo Gallardo está tomando la forma de un gobierno que actúa al filo de la sospecha, al filo de la ilegalidad, lo cual puede tener su explicación en la sabida especie de que “Don Ricardo ordena y los demás obedecen” y, hay que cumplir porque la otra premisa es que “Don Ricardo es de mecha corta”.

Un gobernante puede tener un determinado perfil político y hasta personal, tener su estilo de hacer las cosas y todo eso, pero eso nada tiene que ver con el cabal cumplimiento a la ley. Es decir, el político transformado en gobernante se ajusta a lo que dicta la ley en todos sus términos. Aunque en México hay y ha habido muchos casos, un gobernante no puede ni debe hacer lo que le plazca o acomode; primero está la ley y la sociedad.

Eso no parecen entenderlo en el ayuntamiento de San Luis Potosí donde se trabaja de acuerdo con un proyecto personal y no en un proyecto de ciudad.

Como bien lo sabe el amable lector, Astrolabio Digital lleva más de cincuenta días informando de manera rigurosa y profesional del caso de Sandra Sánchez Ruiz y el millonario gasto en la compra de medicamentos a esa proveedora por parte de la administración de Gallardo.

La información que se ha presentado tiene como fuente a la propia autoridad municipal por lo que su confiabilidad es incontestable. Pagos millonarios a una proveedora a la que se compraron medicamentos para empleados de confianza del ayuntamiento. Y lo peor, una proveedora a la que no es posible encontrar en ninguna parte.

El ayuntamiento ofreció a este periódico digital que entregaría toda la información para aclarar que no ha habido irregularidad alguna. Astrolabio presentó sendas solicitudes de información mediante las cuales se pidió a la autoridad municipal todo lo relacionado con las excesivas compras de medicamentos.

Una vez concluido el plazo con todo y prórroga, el ayuntamiento entregó la información que, al ser debidamente analizada, resulta claramente insatisfactoria.

No entregaron en modo alguno lo que se solicitó y por el contrario, armaron la respuesta de manera tal que resulta obvio que generaron documentos para responder a su gusto al tiempo que ocultaron lo solicitado.

La respuesta del municipio resulta una afrenta porque intentan engañar y manipular para esconder la información útil, eso no es propio de una autoridad cuya primera obligación es respetar la ley y los derechos de los ciudadanos.

La información entregada a Astrolabio está al nivel de cualquier texto engañabobos lo cual deja mucho que desear de un gobierno que pretende que la sociedad sea la que mande.

Va para dos meses desde que se informó del extraño caso de Sandra Sánchez Ruiz y el ayuntamiento en lugar de aclarar algo, levanta fortalezas de opacidad y también, probablemente, de impunidad.