sábado 25 de feb 2017

CAJA NEGRA: “Me encantan los madrazos”

10 de junio de 2016 por


unnamed

 

El consejero de la Judicatura, Carlos Alejandro Ponce Rodríguez, presunto responsable de homicidio culposo del taxista Sergio Martínez Pérez, ha mostrado una nueva faceta de su personalidad: la del hostigador y prepotente. El juez Jesús Xerardo Martínez Muñoz turnó una carta denuncia en la que exhibe la serie de abusos de que ha sido objeto por parte del Consejero, a quien hace unos días, un sector de los abogados de San Luis Potosí le pidió que se separe del cargo y deje de traficar influencias en su favor en el caso del taxista Martínez Pérez.

 

La carta es del pasado 6 de junio y está dirigida al pleno del Supremo Tribunal de Justicia, a su presidente, Luis Fernando Gerardo González, así como a los presidentes de cada sala del Poder Judicial, al Consejo de la Judicatura, abogados y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Astrolabio Digital publica hoy la noticia de ese hecho, así que el amable lector podrá consultar los datos y sacar sus propias conclusiones.

Hemos venido siguiendo el caso del consejero Ponce Rodríguez a partir del testimonio de la familia del taxista Sergio Martínez Pérez y a partir de eso, uno de nuestros reporteros sufrió amenazas y hostigamiento en la Ciudad Judicial cuando buscaba al consejero para entrevistarlo.

 

Compartimos información que Juan José Zavala hizo del conocimiento público a través de una carta abierta publicada en el periódico Pulso, en la que el expresidentes de la Asociación Potosina de Abogados denunció el conflicto de interés y el trafico de influencias de los que se beneficia el consejero Ponce Rodríguez en el proceso en su contra.

Ahora, se conoce de más actos del consejero en contra de un juez lo que viene a confirmar su actitud beligerante y de nulo respeto al estado de derecho así como a los derechos humanos y laborales de los demás.

 

Dice Ponce Rodríguez que “me encantan los madrazos y no me escondo”. Todo hace indicar que el consejero equivocó de profesión pues esas expresiones no van con el cargo que ostenta pues aplican más bien a un buscabullas cualquiera.

Lo deseable es que el consejero reflexione, que se serene y actúe con seriedad, la responsabilidad que le señalan sobre la muerte de una persona no es cualquier cosa y para aclarar todo, las bravuconadas salen sobrando. Que se retire del cargo y que el proceso se resuelva, que se haga justicia y ya.