domingo 22 de ene 2017

CAJA NEGRA: Prometer no empobrece o la falsa austeridad

11 de enero de 2017 por


unnamed

 

Por: Antonio González Vázquez.

 

Sin detallar el monto de su salario ni el de sus funcionarios, Ricardo Gallardo Juárez anuncia que él y sus colaboradores y los miembros del cabildo, ajustándose a un estricto plan de austeridad se reducirán los salarios. En el mismo tenor está el gobernador Juan Manuel Carreras López y su gabinete.

Pero una cosa es lo que ofrecen y prometen fervientemente y otra es la realidad.

La situación convulsa por la que atraviesa el país a partir de que entró en vigor el gasolinazo, de pronto ha “sensibilizado” a toda la burocracia.

La elite en el poder, tan llena de privilegios se sacrificará con una reducción del 10 por ciento a sus estratosféricos ingresos y lo anuncian como si se tratara de un enorme sacrificio.

El problema no es el salario, puesto que éste es apenas un componente de la marejada de ingresos que tienen en el gobierno: por encima de todo está la posibilidad de hacer negocios con el cargo.

 

Es como con los periodistas: David Rangel, un periodista de muchos años y ya un clásico de la reporteada cuenta cada que puede la anécdota de su ingreso al periodismo por medio de El Heraldo; mira hermano, les dijo en el periódico, no me pagues, solo entrégame la credencial del periódico y yo me encargo del resto.

Es copia y calca con los funcionarios de todos los niveles: la utilidad no está en el salario sino en su complemento.

En estos momentos de crisis y de levantamiento social, no podían faltar las expresiones a modo de golpes de pecho jurando una ferviente austeridad. Si el Acuerdo de Peña para proteger el ingreso de las familias es una copia mal hecha de Pactos de pasado en tiempos de devaluaciones, las promesas de austeridad tienen tanta autenticidad como la de un billete de 100 mil pesos.

 

En ese sentido, es necesario circunscribir el anuncio del ayuntamiento capitalino de reducir en 15 por ciento los salarios del cabildo y funcionarios municipales. Lo que harán es simplemente regresar al ingreso que tenían al empezar la administración en octubre de 2015.

 

Mario García ganaba 89 mil 863 pesos y en su primer pago como alcalde, Ricardo Gallardo recibió 97 mil 663 pesos. Lo mismo, todos los funcionarios de primer nivel, empezaron el gobierno ganando más que sus antecesores.

Estro es lo que dice el ayuntamiento sobre la austeridad.

 

En reunión de trabajo con su gabinete, el Presidente Municipal Ricardo Gallardo Juárez instruyó a cada titular de las áreas municipales, reforzar las políticas y estrategias de ahorro y austeridad que se han traducido en una disminución de casi 300 millones de pesos de la deuda heredada, para continuar con más acciones, proyectos, programas y obras que necesita la población de San Luis Potosí.

El Alcalde Gallardo Juárez enfatizó en que las finanzas municipales ya estaban bajo presión por el precario estado en que se recibieron y las múltiples deudas que adquirieron pasadas administraciones con irresponsabilidad, pero ahora “el panorama se complica con el alza en los combustibles, sumado a los recortes federales, por ello la importancia de redoblar esfuerzos para mantener e incrementar el trabajo y la respuesta que espera la población de este Ayuntamiento a pesar de la difícil situación que se tendrá a lo largo de este año”.

Desde el año pasado se aplicaron importantes reducciones de los sueldos del propio Alcalde y de todo el gabinete como una medida de congruencia política y para fortalecer el saneamiento financiero del gobierno municipal; y el ahorro obtenido se canalizó a la obra pública.

Tras analizar los efectos negativos del popularmente llamado “gasolinazo” en el presupuesto municipal y la escalada inflacionaria que generará, las instrucciones al gabinete municipal están enfocadas, dijo el Alcalde, a redoblar esfuerzos en todas las direcciones para que con menores gastos operativos se continúe con la atención que la población exige y mejorando la calidad y cobertura de los servicios públicos.

Recordó los ahorros que ha obtenido la administración municipal en el pago de nómina con la reducción de la plantilla laboral luego de que durante varios trienios creció de manera desmesurada; así como los ahorros por concepto de gasolina y lubricantes que superan los 18 millones de pesos gracias a las medidas restrictivas y de uso eficiente de vehículos oficiales; mientras que en el pago a acreedores diversos se redujo en más de 24 millones de pesos, también debido al manejo responsable de los recursos públicos.

“Por el alza en los combustibles vamos a reforzar las políticas de austeridad implementadas desde el primer año de esta gestión, que implican la reducción de sueldos, adelgazamiento de nómina, el control de gastos diversos, con el único propósito de ampliar los montos de los ahorros logrados y su reasignación en obras públicas”, expuso ante los integrantes del gabinete municipal.

Sobre el “gasolinazo”, el Alcalde Gallardo Juárez expresó que es comprensible la reacción de la gente a través de manifestaciones, es una medida que afecta a todos, es un golpe muy duro al bolsillo de la ciudadanía, y es clara la evidente falta de sensibilidad del Gobierno Federal, de los legisladores federales y partidos políticos; es el momento de que las autoridades de todos los niveles y los legisladores apliquen medidas de austeridad y se eliminen sueldos excesivos y gastos superfluos, en el ayuntamiento hemos dado ya avances importantes en ese sentido”.

 

De su parte, Gobierno del Estado dice lo siguiente:

Por indicaciones del Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López, la administración trabaja en la implementación de un plan de ajuste al gasto público, el cual será dado a conocer en los próximos días, aseguraron el Secretario General de Gobierno, Alejandro Leal Tovías y el Secretario de Finanzas José Luis Ugalde Montes, luego de que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunciara el plan de acciones a realizarse desde la federación.

El Secretario de Finanzas José Luis Ugalde Montes explicó que realizarán un análisis detallado, para determinar la manera en la que la administración estatal contribuirá con acciones específicas, para sumarse al plan presidencial de protección a la economía familiar y se anunciará en breve.

Leal Tovías explicó que el mandatario potosino convocó la tarde de ayer a la totalidad de los titulares de las dependencias estatales, a fin de preparar un plan de austeridad del gobierno estatal.

Detalló que el mandatario sostuvo diversas reuniones ante diversas dependencias federales desde el viernes pasado y agregó que el gobernador dará a conocer el plan de austeridad del estado y los rubros que lo integrarán.

El funcionario sostuvo que entre esas acciones, sería considerado el plan de reducir en un 10 por ciento, la remuneración de los mandos de primer nivel, como anunció el presidente Enrique Peña Nieto, y recordó que en SLP desde hace dos años no hay incrementos en las remuneraciones salariales de funcionarios de primer nivel.

 

Como podrá apreciar el amable lector, en ambas posturas prevalece lo mismo: una clara y oportunista simulación.