domingo 30 de abr 2017

Continúa al alza la violencia en México

11 de octubre de 2016 por


j-1

 

Ciudad de México (11 de octubre de 2016).- De acuerdo a estadísticas realizadas por el INEGI,  estados como Colima y Baja California Sur, cuentan con una tasa de homicidios que duplica la nacional.

La violencia en México aumentó en lo que va del sexenio de EPN, comparado con el de Felipe Calderón, en estados como Guerrero y Chihuahua la cifra de asesinatos se mantuvo en 2 mil por año, señaló la estadística del INEGI.

“A lo mejor controlas Acapulco, o cualquier otro municipio, pero con tanta inversión del Estado en un lugar especifico lo que provocas es que se vayan a otro lado. El llamado ‘efecto cucaracha”, dijo Jonathan Furszyfer, coordinador del Programa de Seguridad de la organización México Evalúa.

El promedio de homicidios por cada 100 mil habitantes muestra a 11 estados con tasas a la baja, a diferencia de los estados de Guerrero, Colima y Zacatecas, que mostraron una reducción del 50% y Baja California Sur, que contaba con cinco crímenes violentos y pasó a 23.

En el último año del gobierno de Felipe Calderón, se registraron 25 mil 900 homicidios en todo el país.

El estado que encabezaba la lista de crímenes violentos era Chihuahua, que contaba con una tasa de 77 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Actualmente en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es de mil 800 y 21 mil 600 al año.

Relatives of victims of an arson attack at a casino embrace each other as they attend an event marking the anniversary of those who died in Monterrey August 25, 2012. Gunmen of the Zetas drug cartel attacked the Casino Royale in August 25, 2011 where 54 people were killed in Nuevo Leon's capital Monterrey, according to local media. REUTERS/Daniel Becerril (MEXICO - Tags: CRIME LAW DRUGS SOCIETY ANNIVERSARY)

Especialistas mencionaron que si la violencia sigue a la alza para el 2018 podría terminar con 8 mil asesinatos más de los que se reportaron en el sexenio de Calderón.

Los estados que ocupan los primeros lugares en tema de homicidios dolosos son: Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, Colima y Baja California, que duplican la tasa de todo el país, según datos proporcionados por el INEGI.

“La estrategia de ambos gobiernos es exactamente la misma: apagar las llamas. A veces logran contener el fuego, pero lo hacen sin considerar los efectos que trae a largo plazo”, resalto Furszyfer.

En los primeros seis meses de 2016 los homicidios subieron un 20%, respecto al mismo periodo de 2015, es decir, ocurrieron casi 2 mil asesinatos más.

“No se está atendiendo ni a la población objetivo y no están contribuyendo a prevenir la violencia”, añadió Furszyfer.

Los esfuerzos que están haciendo organismos como Inegi o el Secretario Ejecutivo aún no alcanzan.

Para combatir el tema se cuenta con dos instituciones recopilando datos, pero de manera diferente.

El Secretariado reporta 72 mil 749 expedientes judiciales relacionadas con muertes violentas entre 2012 y 2015 y el Inegi supera este dato por 16 mil 816 registros.

La diferencia en los números de expedientes radica que en el Secretariado Ejecutivo Nacional, perteneciente a la Secretaría de Gobernación, registró solamente averiguaciones previas iniciadas por homicidios y no el número de víctimas, en un sólo expediente puede tener el caso de una familia entera asesinada.

43-3

“Entre más detalle se comiencen a tener de los crímenes se podrá saber cómo es que la epidemia se está transmitiendo al resto del país o porqué en casi ningún sitio”, aseguro Jonathan Furszyfer.

Con el cuarto informe proporcionado por el presidente Enrique Peña Nieto, se logró confirmar que los operativos que se están implementando en los estados no están funcionando.

El mes de julio terminó como el mes más violento durante el gobierno de EPN.

Fuente: La Silla Rota.