domingo 30 de abr 2017

La leyenda hispana de ‘La Llorona’ y sus orígenes

21 de noviembre de 2015 por


La-llorona-tradición-en-el-Dái-de-Muertos

La-Llorona-Fuente-Lamansiondelhorror

 
 

Las leyendas forman parte de la cultura mística de cada región, añaden tintes y variaciones propias del país o ciudad en donde se produzcan; pocas son aquellas que crean una trascedencia importante en distintos países o incluso continentes. Sin embargo, es posible que la Leyenda de La Llorona sea una de las más conocidas por toda Hispanoamérica, rompiendo con las limitaciones del tiempo y del espacio.

 
 

Los orígenes de ‘La Llorona’.

Muchos historiadores afirman que la leyenda de La Llorona surge desde tiempos prehispánicos, antes de la conquista española, en la actual Ciudad de México, cuando el tlatoani Moctezuma Xocoyotzin pudo haber escuchado por primera vez el llanto de la llorona, advirtiendo la caída de Tenochtitlán, siendo esta una advertencia proveniente de la diosa Coatlicue, regente de la vida y la muerte, según la mitología mexica. En ese tiempo se conocería a La Llorona con el nombre de Cihuacóatl (mujer serpiente), de quien provenían lastimeros llantos vociferando frases como: “Hijitos míos, ha llegado la hora…. Hijitos míos ¿A dónde los llevaré?

la-llorona

Esto ha sido documentado gracias a Fray Bernardino de Sahagún, quien además de relatar diversos acontecimientos de la conquista, realizó anotaciones de los supuestos presagios gracias a algunos informantes indígenas.

 
 

El presagio se vuelve leyenda.

Posteriormente, el mito cobró fuerza en la época colonial; la Nueva España había adoptado una leyenda que dictaba que desde las once de la noche, cuando se daba el toque de queda y las calles quedaban desiertas, se escuchaba el lastimero y desgarrador llanto de una mujer que pronunciaba ¡Ay, mis hijos!” al unísono con el viento, haciéndose oír por todo el lugar y causando escalofríos hasta al más valiente. Quien llegaba a asomarse descubría la silueta de una mujer de blanco que flotaba por las callejuelas empedradas; se dice que esta mujer llegaba hasta la Plaza Mayor de la ciudad, para posteriormente desvanecerse frente a los primeros rayos del alba, en las orillas del lago Texcoco.

Conforme el tiempo pasó, la teoría del origen de La Llorona sufre una metamorfosis, comienza a surgir la historia de una mujer indígena que se enamora perdidamente de un caballeros español, y a pesar de que este hecho era mal visto en la época, la pareja concibe tres hijos. La indígena estaba deseosa de formalizar su relación, no obstante, aquel caballero español esquivaba sus exigencias, dejando a un lado el amor que sentía por ella y dominado por el estado de su reputación ante la sociedad, por lo que decide contraer nupcias con una aristócrata española.

Humillada ante tal hecho, la indígena enloquece y asesina a sus tres hijos en un río, para después quitarse ella misma la vida. La leyenda dicta que en las puertas del cielo se le pregunta dónde estaban sus hijos, y ella al contestar que no sabía, se le condena a buscarlos por toda la eternidad.

Existen algunos datos en dicha leyenda que explican por qué su presencia ocasiona gran temor, esto es debido a que en el afán de ser aceptada en el cielo, La Llorona asesina primogénitos de 1 a 5 años de edad para llevarlos ante el señor como sus hijos. Incluso se ha añadido el dato en el mito popular de que mientras más lejos escuches sus lamentos, más cercana está a ti, y viceversa.

malinche

Algunas otras versiones de esta leyenda, indican que aquella mujer indígena representa  la figura de la conocida Malinche, que traicionó a toda su raza por enamorarse de Hernán Cortés durante la conquista de los españoles, estando condenada a pagar por tal traición.

 
 

Variaciones culturales de la leyenda.

Esta historia se ha adaptado en toda América Latina, variando sólo en algunos aspectos, como la apariencia espectral de esta mujer, o lo que hace su espíritu todas las noches. Un ejemplo es el que se ha conformado en Colombia, donde se afirma que esta es una mujer de rostro esquelético, ojos rojizos y cabello desordenado, que lleva entre sus brazos a un niño muerto, que ella misma asesinó y está condenada a vivir lamentándose por este hecho. Ahí es conocida también como La María Pardo.

En Guatemala, se dice que La Llorona es una mujer que asesinó a su hijo legítimo de una relación de infidelidad para, de esta manera, esconder su crimen. Por lo que está condenada a castigar a los maridos infieles, asesinándolos o torturándolos con su lastimero llanto.

la_llorona_by_nativecartoon-d5qd7gc

Algunos antropólogos que han decidido estudiar el mensaje oculto tras esta historia, indican que esta leyenda popular se ha deformado con el propósito de “enseñar” a las madres que no deben ceder ante sus propios placeres; esto es lógicamente un producto de la cultura patriarcal que se vive en las regiones hispanas.

¿Cómo conoces tú la leyenda? ¡Déjanos tu comentario!