domingo 26 de mar 2017

Por tierra y aire buscan 20 toneladas de tóxicos robados

11 de enero de 2017 por


tolva

 

León, Guanajuato (11 de enero de 2017).- Las autoridades buscan por tierra y aire un camión cargado con 20 toneladas de óxido de plomo (PbO) robado por desconocidos ayer en la zona industrial de la ciudad de Celaya.

La búsqueda se realiza con patrullas y vehículos oficiales, así como con helicópteros ante la peligrosidad de la sustancia.

El vehículo de carga se encontraba estacionado en espera de que personal especializado en el manejo de sustancias peligrosas arribara a descargarlo. Pero en un momento de descuido, el camión fue sustraído.

De acuerdo con autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato (PGJEG), el robo del enorme vehículo ocurrió en la esquina de las avenidas Oriente 2 y Sur 3, de la colonia Ciudad Industrial.

Éste es propiedad de la empresa Penox de México, con número de placas 6NN9484, misma que a su vez estaba acoplada a otro camión de la empresa Politransportes.

El material peligroso estaba destinado a la elaboración de acumuladores para vehículos automotores, pero también puede ser usado para la elaboración de televisores analógicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que el compuesto ataca el sistema nervioso de los seres humanos y es peligroso, sobre todo, en niños.

Óxido de plomo.

  • Es una sustancia peligrosa utilizada comúnmente en la industria química y en cerámica.
  • Si se inhala, puede irritar bronquios y pulmones. En casos de exposición aguda los síntomas son gusto metálico, dolor de pecho y abdominal.
  • En caso de ingestión, hay dolor y los espasmos abdominales, náusea, vómito y dolor de cabeza.
  • El envenenamiento agudo puede provocar insomnio, vértigos, estado de coma y muerte.
  • Al contacto de la piel, puede causar irritación y dolor local

La OMS ha informado que la exposición al óxido de plomo se da por contacto en la piel, ingestión o por inhalación, y ocasiona irritación en la piel y comezón, así como en los ojos y la nariz. Una vez en el cuerpo, rápidamente pasa al torrente sanguíneo, instalándose en los tejidos blandos, como hígado, riñones, pulmones, cerebro, músculos, bazo y corazón.

Es por ello que el óxido de plomo es fatal. Ante la situación, que Protección Civil estatal ha catalogado como emergencia, las autoridades lanzaron una alerta para la localización del camión no solamente en Guanajuato, sino también para Michoacán, Jalisco, Querétaro y Estado de México.

Incluso, las autoridades estatales han advertido a quienes robaron el camión que manipular el óxido de plomo podría ser altamente nocivo para su salud.

Fuente: Excélsior.