domingo 22 de ene 2017

Tradiciones que deleitan

6 de enero de 2017 por


da-silva-panaderia-artesanal_008-ok-1-e1452030134329

 

Ciudad de México (06 de enero de 2017).- La tradición de partir la Rosca de Reyes es una fusión de diversas culturas; la práctica llegó a México a finales de la Colonia.

En países como Francia, Reino Unido o Alemania cuentan con sus propias delicias, las cuales tienen como ingredientes en común las nueces y frutas cristralizadas incrustados en la masa, aunque con nombres diferentes en cada nación.

La historia cuenta que el día de la Epifanía (6 de enero), fecha en que los tres reyes magos ofrecieron su regalo al niño Dios, el cocinero de la corte de Luis XV, rey de Francia, quiso entregar un obsequio a su monarca, así que introdujo en un roscón la joya que pretendía regalarle.

Al monarca le agradó la idea y la puso en práctica entre la aristocracia, de manera que ayudó a que esta costumbre se extendiera en Europa.

A España llegó en el siglo XVIII y su consumo se generalizó entre la nobleza y también entre el pueblo.

Costumbres similares.

Julián Castañón Fernández, consejero de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), explicó que la rosca es una tradición cristiana-católica, que simboliza el ocultamiento del niño Jesús del rey Herodes.

“En otros países se elabora un bizcocho fino redondo de alrededor de 30 o 40 centímetros, de menor tamaño que en México”, detalló.

Agregó que en enero, las panaderías francesas comercializan la Galette des Rois, elaborada a partir de una base de hojaldre que suele estar rellena de pasta de almendras.

En tanto, Tania Jardón Reyes, gastrónoma, detalló que en Italia el pan tradicional de la época se llama Panettone, preparación ligera y esponjosa que contiene gran cantidad de mantequilla y fruta cristalizada; la masa es preparada con levadura y ralladura de limón o de naranja, tradición que se extendió a otros países como Perú, donde se degusta con chocolate caliente.

Comentó que el Fruitcake, originario del Reino Unido, es un pan elaborado con frutas confitadas y nueces que se maceran en whisky, pero hay otras versiones que utilizan brandy o ron. Esta presentación también se encuentra en Estados Unidos, Irlanda, Canadá y Australia.

En Grecia, durante la Navidad se consume el Christopsomo o “pan de Cristo”, que tiene una forma redonda, ligera y esponjosa.

tradiciones_grafica1

Para la preparación de la masa se añaden nueces, higos, pasas, miel, nuez moscada, clavo y canela, y se decora con una cruz bizantina, que en algunas panaderías griegas decoran con ajonjolí.

Jardón Reyes narró que el consumo de este pan conlleva un ritual, pues al cortar un pedazo el jefe de familia repite la frase: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”; posteriormente sirve a los invitados una rebanada acompañada de bendiciones.

En Alemania, el pan navideño se llama Stollen o Christstollen, que significa “pan de Cristo”. Para su elaboración se utilizan almendras, nueces, pasas y frutas cristalizadas. Una vez horneado se deja enfriar y se espolvorea con azúcar glass.

tradiciones_grafica2

En países como Dinamarca y Noruega preparan el Julekage, que quiere decir “pan de Navidad”. Es un bizcocho suave, esponjoso y rico en mantequilla, con frutas confitadas y nueces. Lo presentan decorado con glaseado de azúcar y gotas de jugo de limón.

Aunque otros países cuentan con su propio roscón de reyes, nada como el festejo mexicano, el cual se extiende hasta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, fecha en que se cumple la cuarentena del nacimiento del niño Jesús y se conmemora con tamales en cumplimiento de haber sacado el muñeco en la partida de la rosca.

Fuente: Excélsior.